La hipnosis y la idea de ser obligado a hacer algo en contra de tu voluntad

 

La hipnosis y la idea de ser obligado a hacer algo en contra de tu voluntad

Hace poco vi un comentario de un hombre que mencionó que había sido hipnotizado en numerosas ocasiones en su país por hipnoterapeutas y que sabía que las sesiones no le habían funcionado porque no habían conseguido que hiciera algo en contra de su voluntad.

Cuando lo leí supe que este hombre tenía un concepto erróneo de lo que es el estado hipnótico. En primer lugar, sólo funcionará si lo permites. Si te la pasas pensando que no te va funcionar o estás demasiado ocupado sobre analizando lo que el hipnotista o hipnoterapeuta está haciendo, entonces adivina qué, probablemente no funcionará e incluso si llegas a entrar en el estado hipnótico, es posible que no obtengas la experiencia completa ya que estarás desperdiciando tu energía mental con una actitud desafiante en lugar de obtener lo que viniste a buscar.

Hay algunas personas que entran rápidamente en trance. Estas son el tipo favorito de los hipnotistas en Las Vegas y también son geniales para la televisión. Como en la televisión, las cosas deben suceder rápidamente. Dicho esto, hay muchas otras personas que tienen mentes analíticas que experimentan la hipnosis de manera diferente.

Te daré un ejemplo: cuando voy a Las Vegas, siempre alzo mi mano para que me escojan como voluntaria. He ido a ver a dos de los mejores y, sin embargo, soy una de las primeras en ser expulsada del escenario, y soy hipnoterapeuta. No es que no sea hipnotizable porque lo soy totalmente. Es que tengo una mente analítica y ese no es el escenario ideal para mí. No me apetece hacer algo tonto y por eso simplemente no sucede.

Sin embargo, cuando me hipnotizan en un entorno terapéutico, como hice ayer, me siento totalmente bajo control y sé que si quisiera abrir los ojos, podría hacerlo totalmente, pero no lo hago porque quiero estar receptiva a las sugestiones que me dan. Estas sugestiones se basan en lo que yo quiero y, además de eso, estoy pagando unos cientos de dólares por la sesión, así que confía, estoy interesada en que funcione. Como conozco bien a mi propia mente, todo lo que tengo que hacer es decirle a mi hipnoterapeuta que va a hacer esto y esto otro y voilá, entro en el estado y siempre es una experiencia muy positiva.

Para decirlo simple y llanamente, la hipnosis en forma de hipnoterapia consiste en crear el estado ideal de concentración y de total receptividad para que tu mente pueda asumir sugestiones positivas. Si estás interesado en venir a sesiones, asegúrate de entrar sin expectativas y con una mente abierta para que tengas el control de tu mente a través de las sesiones. Tu hipnoterapeuta evaluará tu sugestionabilidad y sabrá cómo hipnotizarte. En mi oficina hipnotizamos también y con mucha frecuencia a personas con mentes analíticas.

Y, por cierto, si vives demasiado lejos y no te es posible acercarte, dentro de unos meses, lanzaré mi website MiEspacioMental.com. Todavía está en construcción, por lo que si quieres ser el primero en enterarte cuando mi web estará operativa, suscribete a mi boletín de noticias yendo a mi website y te mantendré informado.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

en_USEnglish
Vuelve al comienzo